Greenside Asset Management SGIIC, S.A.  
                  Experiencia y profesionalidad

Perspectiva de mercados, tercer trimestre de 2020 (actualizado 14 de septiembre de 2020)

Tras vivir probablemente la recesión más profunda y previsiblemente más corta desde la Segunda Guerra Mundial, estos meses pasados los mercados han subido consistentemente, ante la mirada escéptica de muchos inversores, apoyados en:

  1. La confianza que en el actual entrono de baja inflación los estímulos monetarios y fiscales, mucho mayores a los esperados, evitaran una posible segunda caída de la economía,
  2. La convicción de que una segunda oleada muy probablemente no implicaría volver a paralizar las economías como ocurrió en marzo (entonces fue inevitable pues sorprendió a casi todos los países sin preparación),
  3. Las esperanzadoras noticias que llegan sobre los avances en la carrera por dar con una vacuna efectiva contra el Covid-19, así como el conocimiento acerca del comportamiento y tratamiento de la enfermedad,
  4. Y las expectativas de que la recuperación llegue relativamente pronto, a medida que mejoran los indicadores económicos, sobre todo en Estados Unidos. 

 Visión Macro

Dicho lo anterior, pensamos que los siguientes tres elementos van a ser determinantes en la consolidación/impulso de los mercados en la recta final de año: la liquidez inyectada por los bancos centrales, los temores a una segunda oleada del virus y las elecciones estadounidenses. Estos dos últimos (los temores a una segunda oleada y las elecciones estadounidenses) traerán volatilidad a los mercados, la cual pensamos que se verá reducida por las intenciones de los Bancos Centrales, muy especialmente las del BCE y Reserva Federal quienes recientemente han introducido un objetivo medio de alcanzar un 2% de inflación mediante la inyección de liquidez en la economía real.

Mercados

Los valores de renta fija estos últimos meses han recuperado notablemente parte de la sobrerreacción que vimos de forma muy acusada en la primera fase de esta crisis, principalmente por la falta de liquidez, la cual disparó la horquilla de los precios entre demanda y oferta. A pesar de la notoria recuperación de esta clase de activos, seguimos viendo una oportunidad en los mercados crediticios, concretamente en los activos de renta fija high yield y emergente, los cuales siguen cotizando con atractivos descuentos respecto a la situación pre-COVID. Estamos convencidos que cuando pase esta crisis, los bancos centrales van a mantener durante varios años (hasta 2025-2026) los tipos cercanos a cero, y consecuentemente tal descuento/oportunidad se reducirá.

En línea con nuestra visión macro, pensamos que las intenciones sin precedentes del BCE y de la FED de incluir en su balance este tipo de activos más resentidos va a contribuir positivamente a su recuperación.

En renta variable a pesar de la fuerte subidas de los sectores que enumeramos a continuación pensamos que por cambios estructurales de hábitos de la sociedad siguen teniendo un importante potencial con vistas a largo plazo:

  1. Tecnología (plataformas y redes sociales, comercio y ocio electrónico, robotización…)
  2. Salud (farmacéutico, material médico y biotecnología)
  3. Consumo básico (alimentación, higiene)
  4. Inversión socialmente responsable (disciplina de inversión que tiene en cuenta criterios medioambientales, sociales y de gobernanza empresarial).

En consecuencia, recomendamos invertir en EEUU con respecto a Europa ya que EEUU tiene una mayor ponderación en los sectores anteriormente mencionados. Asimismo, frente a los fondos de inversión tradicionales, sobreponderamos aquellos con una visión temática enfocada hacia tales los sectores.

Estamos convencidos que como consecuencia de esta crisis la sociedad y los gobiernos van a priorizar la inversión socialmente responsable (ESG), por lo tanto, vamos a sobreponderar en nuestras carteras la inversión en este tipo de empresas.

A medida que la recuperación económica gane impulso, esto también debería favorecer la diversificación hacia los rezagados de los últimos meses, el sector “value” enfocado en valores cíclicos selectos de mediana capitalización que cotizan por debajo de su valor en libros, no demasiado expuestos a los dividendos y preferiblemente con un nivel de endeudamiento moderado.

Divisas

Estos últimos años hemos vivido una afluencia de capitales hacia el dólar atraídos por el diferencial de tipos, que junto al mayor crecimiento de la económica americana, ha provocado una considerable apreciación del dólar frente al euro. Sin embargo, tal tendencia recientemente ha cambiado debido principalmente a la drástica reducción del diferencial de tipos con respeto al euro, además también han contribuido a tal cambio de tendencia la incertidumbre por las elecciones presidenciales, el incremento del déficit fiscal en EEUU y un plan de estimulaos (QE) más agresivo en EEUU que en Europa.

Consecuentemente, pensamos que este cambio de tendencia va a prolongarse por lo que recomendamos cubrir el riesgo dólar para los clientes basados en euros.

Conclusión

En un entorno de tipos cero y con una previsible subida de la inflación recomendamos mantener estructuralmente una exposición razonable de renta variable, y también de renta fija high yiled y emergente para conseguir nuestro objetivo de preservación de patrimonios y de rentabilidad.

Finalmente, con una visión general englobando todas las clases de activos, consideramos esencial en el entorno actual posicionarnos de la forma siguiente: 


CLASE DE   ACTIVO

RECOMENDACIÓN

LIQUIDEZ

NEUTRAL / INFRAPONDERAR

ORO

NEUTRAL

RENTA FIJA INVESTMENT GRADE BBB+ Y SUPERIOR

INFRAPONDERAR

RENTA FIJA HIGH YIELD (BB+ E INFERIOR)

SOBREPONDERAR

RENTA FIJA EMERGENTE

SOBREPONDERAR

RENTA VARIABLE EUROPEA

NEUTRAL

RENTA VARIABLE EEUU

NEUTRAL / SOBREPONDERAR

RENTA VARIABLE CHINA

SOBREPONDERAR

INVERSIÓN SOCIALMENTE RESPONSABLE

SOBREPONDERAR

DÓLAR

INFRAPONDERAR